Quiero inaugurar este blog haciendo mi pequeño homenaje a la mujeres, a su lucha constante y agradecer que cada vez contamos con más voces que se unen a la nuestra. Este comienzo lo quiero hacer con una líneas de la canción de Melendi “Déjala que baile”, un tributo precioso que hace a todas las mujeres y con la  foto de una mujer que bailaba sola para sacar a su hija adelante y ahora es una maravilla verlas bailar a las dos juntas, gracias Cristina y Ainhoa por colaborar conmigo en esta labor tan importante para todas.

Ella no es la princesa delicada
Que ha venido a este party a estar sentada
Ella no es solamente lo que ves
A ella ni tú ni nadie le para los pies
Déjala que baile con otros zapatos
Unos que no aprieten cuando quiera dar sus pasos