Hoy por ser su día quiero hacer un pequeño homenaje a todas esas mujeres mágicas que con un beso lo curan todo, con una mirada te entienden, con un gesto te ayudan y con un abrazo te hacen sentir la persona más feliz del mundo. Esas mujeres que siempre están y que nunca te olvidan. Aunque estén lejos siempre se nota su presencia y su recuerdo te hace más fuerte. Sabias, trabajadoras, incansables, cariñosas, luchadoras, protectoras, regañonas, cabezotas, guapas, soñadoras……. cada una distinta pero todas iguales ya que el amor incondicional que sienten es único y universal.

Por muchas discusiones, puntos de vista distintos y formas de pensar diferentes no podemos dejar de adorarlas y al final siempre acudimos a ellas.

Pido todo el respeto del mundo para todas las madres y que siempre sean recordadas para que sigan estando en nuestras vidas. Yo siempre estaré agradecida a la mía por todo lo que ha hecho, hace y le queda por hacer por mí, porque está a mi lado y a todo el mundo nos gusta que nos mimen. Dejaros mimar por vuestras madres y mimarlas tanto o más de lo que lo hacen ellas.

Felicidades a todas las madres del mundo.