No voy a hablar de leyes ya que a mí no me corresponde ni mucho menos voy a juzgar a nadie. Simplemente voy a  hablar de los hechos ocurridos en este caso ya que creo que es muy importante analizarlo debido a que a este hombre “se le mete en el mismo saco que a los acosadores, violadores y asesinos”.

Una historia triste de amor:

1º Hay una mujer enferma que, además intentó suicidarse y su marido lo impidió.

2º Su marido la cuida y la mima día tras día con todo su cariño.

3º La mujer es la que le pide que no quiere vivir más así y él, aún sabiendo las repercusiones que puede tener, lo hace porque ella se lo ruega: “cuanto antes, mejor”.

4º Él no ha matado a nadie, lo que ha hecho es ayudar a morir a una persona que ha decidido que no quiere seguir en la situación lamentable en la que se encuentra.

5º Él no se ha tapado la cara como un verdugo, si no todo lo contrario, lo ha grabado y ha demostrado el amor incondicional que sentía por su mujer.

No tengo más que decir, bueno sí, creo en las personas.

https://www.elmundo.es/espana/2019/04/10/5cae31fffc6c83ad508b4608.html